En España es notorio el desarrollo de **energías renovables** como la **energía eólica** y la **energía solar**. La mayor parte de estos desarrollos pertenecen a empresas que han realizado grandes instalaciones. Sin embargo el uso de la energías renovables para el ciudadano común y su hogar no ha logrado gran despliegue. La razón de que las personas no utilicen energías renovables de forma privada se debe en gran parte a la gran burocracia que significa tener este tipo de instalaciones en el hogar, al menos si uno quiere que estén conectadas a la red central.

image
image

Imagen por euroresidentes.com

El diario La vanguardia explica muy bien la cuestión: Las grandes empresas se ven beneficiadas por un sistema de primas donde el estado obliga a que toda la energía limpia producida sea comprada por las compañías eléctricas a precios convenientes (o al menos así era hasta el conflicto actual en materia de legislación de energías renovables y el proyecto de reducción de primas) . Gracias a estas legislaciones pudieron desarrollarse los grandes parques eólicos y huertos solares que hoy vemos en España, pero la legislación no se adapta bien a las necesidades del ciudadano común que quiere producir su propia **energía renovable**.

Por ejemplo si una persona quiere instalar **paneles solares** o un molino eólico en su casa particular debe superar una engorrosa serie de pautas burocráticas si quiere que sus instalaciones se conecten a la red. Pues la legislación lo contempla como empresario que vende su energía razón por la cual la persona que va realizar la instalación, debe darse primero de alta como empresario, pagar los impuestos correspondientes y declarar IVA. También tendrá que lograr el punto de conexión con la red eléctrica a la que entregará la electricidad , darse de alta en un registro especial de productor en la Administración autonómica; y precisará los permisos municipales, la calificación urbanísticas y demás. Una verdadera odisea. Sin contar que todos los trámites pueden demorar hasta un año y medio.

Todos estos requisitos son perfectos cuando se trata de grandes emprendimientos pero no se ajustan a las necesidades de pequeños proyectos caseros. Lo que resulta en la desmoralización de quienes pensaban realizar instalaciones renovables es sus hogares, o les deja como opción sólo el autoabastecimiento sin compartir el excedente con las redes oficiales.

external image images?q=tbn:ANd9GcTSIxHWsxdGBvI3ksaIHH_S56_4lyltp6pCJU6SE1dEDhNOeJRM external image images?q=tbn:ANd9GcQ49NLvPAlXa6S9Gx5FVhmE4ShNca8sZz1vmopNGkggPb1QUPop external image ava-vanity-basin1.jpg