Según el informe desprendido de la jornada de eficiencia energética que organizaron Endesa y la Cámara de Comercio de Madrid, las empresas madrileñas podrían ahorrar un 30% o más en el consumo de energía gracias a las intalaciones de microgeneración y a las instalaciones de energía solar fotovoltaica.
solarfotovoltaica
solarfotovoltaica
external image images?q=tbn:ANd9GcSewaZm7D0efswnhK64zRYIzvrNspa9xkhupoyXbaX2Zw6Oujo6

El proyecto que lleva adelante la microgeneración se llama Proyecto Change y estará cofinanciado por la Unión Europea. La microgenaración es un sistema de gran eficiencia energética qeu se basa en la producción de energía solar fotovoltaica y de electricidad, de forma simultánea. Esto se logra a partir de la energía contenida en combustibles. De este modo, se puede aprovechar el calor residual para cubrir parte de la demanda de las edificaciones al mismo tiempo que se puede producir electricidad. Si se implementa este nuevo Proyecto Change, Madrid podría ahorrar un 30% de su consumo energético.
Gustavo Barbero, responsable de producto de Energía Solar Fotovoltaica de Endesa, explicó que las normativas vigentes potencian las instalaciones solares fotovoltaicas sobre residencias, edificios públicos e industrias. Según Barbero, el hecho de contar con un marco regulatorio estable, de alta rentabilidad y perspectivas de sostenibilidad nos beneficia a todos.
Según datos provenientes del Instituto de Estadística de la Comunidad de Madrid, hay unas 8.422 hectáreas de suelo industrial en condiciones de avalar gran parte de la instalación de energía solar fotovoltaica sobre cubierta. La instalación de este tipo de energía sobre cubierta posibilita a las empresas madrileños una fuente adicional de ingresos generada por la venta de energía eléctrica que se produce gracias a esta tecnología. En ese sentido, Barbero expresó que “la tarifa de venta de energía solar producida mediante paneles solares fotovoltaicos es tres veces superior al precio de compra del consumidor”.
Según explicó Marta Aller, responsable de producto de Cogeneración de Endesa, la solución reside en utilizar calderas convencionales como apoyo a esta tecnología, sólo para casos excepcionales en que se produjersen picos de demanda de calor. Además, Aller agregó que la aplicación de esta nueva tecnología predominará en edificios de servicio público, comercios y hospitales. También se extenderá al sector residencial que posea consumos elevados, como puede ser el caso de gimnasios, spa’s, hoteles y residencias grandes con caldera central. Endesa ya ha aplicado esta tecnología en un hotel madrileño de 245 habitaciones con una demanda de 892 MWh y también en un spa con demanda térmica de 647 MWh.external image images?q=tbn:ANd9GcTR708etDI7aom1swhvJKBbCmOhVG8JPpkDzDBHBE2JgH7fBSqK