El ITER fue creado en 1990 por el Cabildo Insular de Tenerife para promover la investigación aplicada en el campo de las energías renovables. Las instalaciones del ITER se encuentran situadas en el Polígono Industrial de Granadilla, en la costa Sur de la isla de Tenerife. El centro se concibe como un área de experimentación y difusión donde se encuentran ubicados diferentes proyectos desarrollados por el Instituto.

Entre sus objetivos destacan:

-Desarrollo de sistemas de aprovechamiento de energías renovables.

-Coordinación de proyectos de I+D en energía realizados en Canarias.

-Creación de infraestructura necesaria para el desarrollo de la ingeniería, la industria local y la investigación en otras áreas.

-Explotación de resultados en la industria local, la exportación de know-how a otros países y archipiélagos.

-Fomentar las relaciones con la comunidad científica nacional e internacional.

-Formar y capacitar personal científico y técnico en los campos relacionados con las energías renovables

El ITER dispone de un centro de visitantes, un espacio destinado a la construcción de viviendas bioclimáticas, tres parques eólicos en funcionamiento, campos de ensayos para tecnologías renovables y una desaladora, entre otras instalaciones





Crater_del_teide.jpg


ITER es tecnología, desarrollo y ecología. Un territorio no está mirando para su futuro si no invierte en tecnologías y en energías renovables. El Instituto Tecnológico y de Energías Renovables (ITER) fue creado por el Cabildo Insular de Tenerife para cubrir la necesidad de abrir un nuevo campo de investigación en las Islas con el que contribuir a reducir la dependencia exterior de abastecimiento energético y permitir un desarrollo más limpio y sostenible en las mismas.

Sus objetivos se centran en potenciar los trabajos de investigación y desarrollo tecnológico relacionados con el uso de las energías renovables, así como otras facetas de interés para el desarrollo socioeconómico regional:

  • Los recursos hídricos subterráneos.

  • La vigilancia y predicción sísmico volcánica.

  • El control medioambiental

  • Desarrollo de las tecnologías de la información y la comunicación.

Los nuevos molinos de viento, que conforman un espectacular y carácterístico paisaje, son gestionados por el ITER en tres parques eólicos activos que producen la energía equivalente a más de tres mil toneladas de petróleo y evitan la emisión a la atmósfera de casi 30.000 toneladas de CO2.

Las plantas fotovoltáicas; el tunel de viento o el desarrollo de un prototipo de avión de alimentación solar son otras de las actividades destacadas del ITER. Puedes conocer el resto de los proyectos en su Web.

Abierto al ciudadano

El Instituto cuenta con un Paseo Tecnológico y un Centro de visitantes donde se muestran diversas instalaciones que acercan al público de todas las edades el interesante mundo de las energías renovables.

Los visitantes pueden recorrer el Paseo y el Centro por su cuenta o reservando una visita guiada. Para más información pueden consultar la web del ITER.

Las 25 viviendas bioclimáticas

Uno de los proyectos más llamativos que alberga el ITER es la urbanización bioclimática, compendio de la filosofía del Instituto y práctica efectiva de sus trabajos de investigación.

Son 25 viviendas unifamiliares, construidas siguiendo criterios bioclimáticos (aprovechamiento de las condiciones climáticas del emplazamiento, empleo de materiales reciclados y reciclables, etc.) y optimizando las condiciones medioambientales (integración de energías renovables, tratamiento de agua, de residuos, etc.). El principal objetivo del proyecto es encontrar una combinación de estrategias que permita alcanzar soluciones sostenibles al problema de la energía en edificios. Las soluciones presentadas por cada uno de los diseños bioclimáticos de las casas abren nuevos caminos para conseguir la máxima integración de los sistemas de energías renovables en estructuras habitables